Novedades



Reporte de Cosecha 2017

La cosecha 2017 se caracterizó por un clima favorable, que permitió al equipo técnico tomar las decisiones basándose netamente en variables técnicas buscando la calidad deseada para nuestros vinos, y no guiados por contingencias climáticas u otro tipo de problemáticas. Recordaremos esta cosecha por su excelente calidad de uva y el equilibrio en los viñedos.

 

El presente reporte narra cronológicamente lo que ha sucedido en nuestros viñedos durante la primavera y el verano. Posteriormente se detallan características relevantes de la cosecha en cada una de nuestras fincas.

 

INFORMACIÓN DE LA TEMPORADA 2016-2017

A continuación detallamos las principales características sobre el ciclo 2016-17 elaboradas por el equipo técnico:

 

Durante la primavera se dan dos procesos de suma importancia, brotación y cuaje. En el mes de septiembre comenzaron a aparecer los brotes nuevos de las vides, con la particularidad que en el año 2016, la brotación se produjo quince días antes del promedio histórico. En este periodo, un gran peligro para las plantas han sido las heladas tardías, pues se corre el riesgo de perder la producción.

Desde que comenzó la brotación hubo gran variabilidad térmica, con episodios marcados por temperaturas bajo cero, cercanas al cero y otros días de 30 grados en la misma semana. Esto provocó una brotación despareja al principio, que luego se fue homogeneizando. Por ello, fue necesario diseñar y ejecutar distintas estrategias para poder proteger los viñedos durante esos días que amanecieron con temperaturas por debajo de cero.

El efecto de las heladas tardías y el de las semanas con grandes alternancias de temperatura durante el periodo de floración y cuaje, provocó diferencias en la cantidad de granos por racimo entre plantas de una misma variedad de un mismo cuartel.

El cuaje se produjo entre los últimos días de noviembre y los primeros días de diciembre. En ese momento las flores fueron polinizadas y se formó el fruto.

 

Durante el inicio del verano, se desarrolló en la vid el proceso fenológico llamado envero, en el cual las uvas incrementan su tamaño y cambia el color de las bayas. En este periodo hemos observado que las temperaturas, tanto máxima como mínima, han sido mayores al promedio con respecto a años anteriores. El envero se produjo de manera más lenta. Esto sucedió así por el efecto que tuvieron las heladas tardías sobre el cuaje y la brotación, provocando que la floración se desarrollara de manera dispar, el resultado fue racimos con menor número de granos, y granos en distintos estadíos. Esta situación generó que el envero se extendiera más de lo normal, y que además se adelantara entre 10 y 15 días con respecto al registro histórico.

Por otro lado, las olas de calor que se presentaron durante los meses de enero y febrero lograron emparejar el tiempo de la maduración de las bayas y permitieron también que se produjera el fin del envero de forma correcta.

 

La cosecha comenzó a fines de enero, se inició con las uvas base para espumante, Chardonnay y Pinot Noir. La acidez que se obtuvo de esta cosecha es digna de ser destacada, lo cual nos permitirá tener espumosos longevos, es decir, su evolución será favorecida con la  estiba en botella.

El primer Malbec que se cosechó fue de la Finca Naoki ubicada en Agrelo, en el cuartel 21. La madurez se dio en distintos momentos porque la orientación y la altitud varían drásticamente entre cuarteles, por ello se realizó una cosecha basada en el concepto de micro terroir, y atendiendo a cada parcela según sus necesidades.

CASARENA adoptó una estrategia diferenciada por variedad, finca y lote. Hacia el fin de la cosecha, cuando el 95% de las fincas ya se habían cosechado, llegó el otoño con abundantes lluvias, lo cual retrasó el fin de la cosecha. El último varietal cosechado fue el Cuartel 4 de Cabernet Sauvignon proveniente de la Finca Owen.

Es dable destacar en los vinos tintos los colores estupendos que se han obtenido. Como así también, los valores de alcohol que se situaron en los promedios históricos y superiores al año 2016. En los vinos blancos, la característica distintiva son los aromas a frutas tropicales.

 

Podemos concluir resaltando que las condiciones atravesadas durante la primavera fueron complejas por las heladas que se presentaron, y en el verano en líneas generales han sido favorables. A su vez, debemos destacar que los manejos agronómicos han dado muy buenos resultados en cuanto a la sanidad de los viñedos. Esta situación hizo posible que el equipo técnico tomara las decisiones respecto a la cosecha basándose netamente en variables que dan por resultado la calidad deseada para nuestros vinos, y no guiados por contingencias climáticas u otro tipo de problemáticas.



DETALLE POR FINCAS

Nuestras fincas ubicadas en Luján de Cuyo, poseen características que las hacen especiales y únicas. La cosecha 2017 se caracteriza por excelente tipicidad y buen balance en los viñedos. Detallamos particularidades de cada una de las fincas:

 

Finca Jamilla - Perdriel, Luján de Cuyo. Mendoza.

El Syrah este año, dado el cuaje deficiente producido por las heladas en primavera, no tuvo el racimo tan compacto como suele tenerlo el varietal normalmente, situación que generó una mayor aireación dentro del racimo, evitando los efectos desfavorables de las podredumbres.

Los rendimientos de la finca han sido por debajo del promedio histórico por efecto de las heladas.

 

Finca Naoki - Agrelo, Luján de Cuyo. Mendoza.

En Finca Naoki la brotación se dio en distintos momentos porque la orientación y la altitud varían drásticamente entre cuarteles, por ello se hace un manejo diferenciado basado en el concepto de micro terroir, y atendiendo a cada parcela según sus necesidades. La cosecha de Malbec se inició en esta finca, cuartel 21.

Los rendimientos de esta joven finca fueron por encima del promedio histórico

 

Finca Lauren - Agrelo, Luján de Cuyo. Mendoza.

Dada la topografía de la zona en la que se encuentra la finca, una de las dificultades que suelen presentarse son las heladas. Durante esta temporada, se realizaron acciones para proteger la finca de las mismas (se han prendido calentadores en 3 ocasiones). Decisiones que fueron tomadas oportunamente por nuestro equipo técnico, y contrarrestaron el efecto del frío en la viña. Por ello, los rendimientos en la finca no se vieron afectados y de hecho, en esta vendimia, han sido superiores al promedio histórico.

 

Finca Owen - Agrelo, Luján de Cuyo. Mendoza.

Nuestro Chardonnay de Finca Owen, fue el primero que brotó el 15 de Septiembre y el primero que floreció el 29 de Octubre.

El Cabernet Sauvignon del parral se cosechó en distintos momentos, la variable crucial para decidir el momento de cada cosecha ha sido la atención de las parcelas delimitadas por los distintos perfiles de suelo (micro terroir) que inciden en el desarrollo de la vid. La cosecha comenzó los primeros días de abril y se extendió hasta el 20 de abril. La finalidad de esta decisión es obtener un perfil de fruta lo más variado posible (desde fruta fresca hasta fruta madura).

Los rendimientos de esta finca han sido levemente menores a los años anteriores. No obstante, dado que es un viñedo con gran antigüedad (plantado en 1930), los rendimientos de este parral  no varían significativamente año tras año.

 

Una vez más levantamos la copa en pos de todos los sueños que comienzan a surgir gracias a este hermoso proceso natural que vivimos felizmente año tras año. ¡Salud!

 


« Volver